Feeds:
Antradas
Comentairos

Posts Tagged ‘Carmen Saldaña’

PABLO R. GUARDADO

Pintar-Pintar trátase d’una empresa con estaya editorial que destaca por ser de les más actives na espublización de llibros n’asturianu pa neños y neñes. Ángela Sánchez Vallina (Uviéu, 1965) ye ún de los trés socios d’una firma que sobrevive la crisis gracies a la diversificación y al comerciu n’América Llatina.

¿Cuándo naz Pintar-Pintar?
Pintar-Pintar surde como editorial nel añu 2005 de la mano d’Ester Sánchez, llicenciada n’Historia del Arte y ilustradora; Carlos Pérez Vázquez, llicenciáu en Belles Artes y diseñador gráficu; y yo, llicenciada en Derechu y venceyada a la formación d’emprendedores, pero la marca ‘Pintar-Pintar’ yá esistía años enantes como taller d’arte infantil dirixíu por Ester.

(more…)

Advertisements

Read Full Post »

‘Yumper’, “un perru singular”, ye’l protagonista de la creación última de Milio’l del Nido, obra que cuenta con ilustraciones de Carmen Saldaña. Pintar-Pintar edita esti llibru, con versión n’asturianu y en castellanu, destináu pa los amantes de los animales.

Contada en primer persona, esta historia “tien pocu de cuentu y munchu de cierto”, como dexen cayer les ilustraciones de Saldaña, nes qu’apaecen un paisanu con cara y barba asemeyaes a les de Milio. Pero, ¿quién ye Yumper? “El ser humanu, dalgunes vegaes, ye bastante inhumanu nel tratu colos animales. Pero eso nun ye lo normal; lo normal ye que’l tratu con ellos nos faiga meyores, porque la nobleza de los irracionales fainos superanos; saca de nós lo más noble que llevamos dientro. Asina yera’l Yumper; bonu y ques nos facía bonos”, adelanta l’autor.

(more…)

Read Full Post »

MARÍA LASTRA

Nieto de un abuelo de verbo fácil al que le gustaba, «y mucho», contar historias, Milio’l Del Nido tuvo desde que era un niño gran afición a los cuentos. «Mi güelu vivió en Cuba, Argentina y Francia», enumera. Esos viajes le sirvieron para numerosos relatos que siempre tenía en boca. Atento a estas historias, pasó de escucharlas a ser él quien las contara, algo que le «resultó relativamente fácil». Lo que no sabía, «ni imaginaba», es que después pasaría a escribirlos y que algunos incluso llevarían su nombre. Pero eso vino más tarde.

Fue en los años 80 en un viaje a Clemont Ferrand cuando descubrió que los cuentos no solo convencían a los niños, sino también a los adultos: «En el medio de las actuaciones de la banda de música los contaban y me sorprendió ver que absolutamente todo el público estaba pendiente». Eso le recordó a cuando él escuchaba atento y sin perder detalle a su abuelo. Decidió entonces que era hora de contar los relatos que conocía más allá de las paredes de su casa.

(more…)

Read Full Post »