Feeds:
Antradas
Comentairos

Posts Tagged ‘José Lin’

XOSÉ LLUIS CAMPAL

El segundu retayu dialogáu qu’apurrimos pertenez a José Lin, perafamáu alcuñu del dibuxante y escritor billingüe Agustín de la Villa, que collaboró en periódicos y selmanarios como ‘El Noroeste’, ‘El Pueblo Astur’ o ‘Heraldo de Asturias’, n’Ultramar. El domingu 8 d’agostu de 1926 tributóse-y un homenaxe nel restorán d’El Cañaveral p’agasayalu pol premiu algamáu nun certame lliterariu de La Felguera cola obra teatral ‘La Santa Compaña’. Nel banquete, tomó la pallabra Pachín de Melás pa dicir del autor xixonés que dedicó la so mocedá «a cantar en armoniosos versos las patriarcales costumbres, al bello comento de la actualidad, a fustigar o enaltecer según tu estro».

El testu de José Lin que trayemos equí espublizóse, dientru la estaya ‘Vida gijonesa’, el 16 de febreru de 1914, embaxu’l títulu ‘¿Sustu mayor…!’, nel periódicu ‘El Pueblo Astur’. La pieza, enforma pensada pa escenificase, trabaya sol enquívocu, tien soltura, gracia notable y, amás, ta curiada no llingüístico con delles apostrofaciones singulares que nun-y arramplen un ris d’efeutividá y comprensión.

-Rosa, por Dios te lo pido;
acompáñam’hasta casa.
-¿Cómo vienes tan nerviosa?
¿Non vienes poc’alteriada!
¿Riñiste co la vecina?
¿Arrobáront’algo’n casa?
¿Púnsose mal’algún neñu?
Contesta: ¿’stás tirulata?
-¿Ay, esto son los demontres!
Tu ¿sabes lo que me pasa?
-¿Cómo demoy voy sabelo
si nun gurgutes palabra?
¿Arrevienta con mil santos!
L’enterame ya me tarda.
-Verás: estaba faciendo
la cena, cuando na sala
sintí voces, ruxir silles,
igual que si se tratara
d’alguna persona lloca,
o, po lo menos, chiflada.
Voy a arrimam’a la puerte
y, n’el medio de la sala,
co la cabeza’n sin gorra
y la chaqueta posada,
asina ‘estaba’l mi hombre;
yo, ¿quedéme medio pámpana…!
Con un papel en la mano,
igual que si pedricara,
esmesábase los pelos
y’una cosa así soltaba:
«¿Veníi… vecinos… auxilio!
¿Nuestra Señora me valga!
¿Garráim’esti gatu pintu,
sobrín de la gata parda,
que me desfai el gañote;
que me va facer diñala!
¿Acudii pronto, vecinos,
que m’estroza, que me mata…!».
-Pero, ¿tu ‘stas en ti chachu?
¿Algún tornillu te falta!
Vas’él, amiróme, rióse
y… non contestó nin papa.
Conqu’al dedillo ya sabes
lo que me trai a tu casa.
-¿Tienes mieu qu’alloquezca?
-Pa’l mi ver, en sin tardanza,
v’haber que lléval’a Oviedo;
ay, estoy tod’agitada.
¿N’rrepares cómo temblo?
¿Eso sólo me faltaba!
-Muyer, por poco t’apures,
afuéguest’en poca agua.
-¿Yes boba?… ¿Si quedo viuda…?
-Vamos p’allá. Pon la manta.
-¿Restituto? Tu ¿qué tienes?
¿Qué ye lo que te pasaba
pa que la tu muyer tenga
un julepe que i aparra?
-¿Pasóte?, ¿Pasar qué, chaches?
¿Ay, maldita sia tu ‘stampa!
¿Tu cómo tomast’en serio…?
¿Non estás mala pazguata!
¿Non ves qu’estoy ensayando
pa dir de carnavalada?
-¿El diablu tién cara gochu!
-¿Mirai p’aquí qué sustancia…!
-Atendei, veréis qué coples,
¿qué modo de dame ‘pástia’:
«¿Veníi vecinos, auxilio!
Acudíi en sin tardanza.
¿Non veis qu’acaba comigo…?
¿Que m’afuega… que me mata…!
¿Garráim’esti gatu pintu,
sobrín de la gata parda,
que… parió gatinos pintos.
y todos los tir’al agua…!».

(d’El Comercio, 18-3-2008)

Read Full Post »