Feeds:
Antradas
Comentairos

Posts Tagged ‘Juan Luis Álvarez Bravo’

ISABEL GÓMEZ

Decenas de personas acudieron ayer al tanatorio de El Pito para acompañar a la familia de uno de los más ilustres hijos del concejo de Cudillero, Juan Luis Álvarez Bravo, ‘Totó’, que falleció el miércoles en Avilés, a los 88 años, tras una larga enfermedad. Y es que con su muerte, «se ha ido una parte importante de la historia de Cudillero». Así lo atestigua Juan Luis Álvarez del Busto, uno de los nueve hijos del antiguo funcionario municipal, que es también cronista oficial del concejo y presidente de la asociación Amigos de Cudillero.

La implicación de ‘Totó’ en la vida social y cultural del concejo a lo largo de su vida fue ensalzada por muchos de sus conocidos. Destaca su labor como recitador del popular pregón de L’Amuravela durante 35 años. Cada 29 de junio, entre 1954 y 1986, ‘Totó’ ocupaba su lugar en la lancha de San Pedro para enlazar los irónicos versos en el habla pixueta que escribía su madre, Elvira Bravo, hasta su fallecimiento en 1986. Por este motivo recibió el título de Hija Predilecta de Cudillero tras reiventar el sermón laico con el que cada mes de junio se pone al tanto a San Pedro de lo ocurrido durante el año. (more…)

Read Full Post »

IGNACIO PULIDO

«Mientras haya marineros en Cudillero, L’Amuravela debería seguir existiendo». Así de claro se muestra Cesáreo Marqués, recitador del tradicional sermón pixueto por San Pedro desde 1985. A pesar de su veteranía -veintisiete años impartiendo cátedra en La Ribera-, Marqués afirma experimentar ya la tensión previa que acarrea ser el protagonista del festejo pixueto donde los haya. Estos días se afana por memorizar los centenares de versos que componen el texto en el que se condensa la actualidad más efervescente y que tendrá que recitar el miércoles.

Cesáreo aún recuerda cómo fue su primer sermón en La Ribera. Apenas tenía unos 25 años y sucedía a Juan Luis Álvarez Bravo, «Totó». «La megafonía falló y tuve que recitar la copla final sin ningún tipo de amplificación. La gente que se encontraba más al fondo me confirmó que me habían escuchado perfectamente. Eso me dio muchos ánimos», subraya. Diez años más tarde, en 1995, Cesáreo adquirió también la responsabilidad de escribir L’Amuravela. «Lo tuve que hacer en diez días. El pueblo la acogió con mucho cariño», sostiene. (more…)

Read Full Post »