Feeds:
Antradas
Comentairos

Posts Tagged ‘Oficina de Política Llingüística del Principáu d’Asturies’

“El asturianismo perdió mucho tiempo y energía en la batalla de o todo o nada”

PABLO BATALLA CUETO

Antón García (Tuña, Tineo, 1960) es uno de esos hombres del Renacimiento bable que lo han sido absolutamente todo en el asturianismo lingüístico. No sólo es uno de los novelistas más señeros y vendidos de la literatura en asturiano, con títulos como El viaxe o la exitosísima Díes de muncho, sino también el fundador de la emblemática editorial Trabe y un hombre inquieto y culto que también ha ejercido como poeta, traductor, crítico y el —dicen por ahí— mejor responsable de la Oficina de Protección Lingüística. Esto último lo fue durante el último Gobierno de Pedro de Silva y ello le costó aciagos enfrentamientos con la Academia de la Llingua, inmersa por aquellos años de presidencia de Xosé Lluis García Arias en un combate implacable contra el colaboracionismo con los gobiernos socialistas de la región. Siempre ha entendido, nos cuenta en una mesa del mítico Café Dólar, que mucho es mejor que un poco aunque peor que todo y que un poco es mejor que nada aunque peor que mucho. Que ese espíritu pragmático haya brillado por su ausencia en el desempeño táctico y estratégico del asturianismo mayoritario explica para él lo desolador que resulta el panorama de la normalización y la dignificación lingüísticas en Asturias cuando se lo compara con el de la vecina y muy envidiable Galicia, donde sí existió una conciencia acusada de los males del maximalismo y en consecuencia los gustavos buenos y los alarcos de allá, que alguno había también en aquellos pagos, no ganaron la partida. No todo es un erial para este flemático tinetense, en todo caso: en las tres horas que dura esta conversación, también hay tiempo para congratularse de la extraordinaria salud de la literatura asturiana y celebrar los hitos de sus sucesivos surdimientos, que Antón García conoce bien.

Nace en Tuña en 1960. ¿En qué familia? ¿Cómo era aquella Tuña?
Un pueblo campesino. Mi familia era campesina en todas sus ramas, y mi padre, que nació campesino, siempre tuvo claro que no quería serlo, e hizo todo lo posible por escapar de ese mundo que él veía con muy poco futuro; empobrecedor y empobrecido. Emigró, estuvo en la Argentina, no le fueron las cosas y volvió justo antes del estallido de la guerra civil. Volvió con la idea de marcharse otra vez, pero ya no se volvió a marchar. Se quedó y trabajó en todo lo que pudo para no ser campesino: desde relojero hasta fotógrafo. Al final se jubiló en una central eléctrica. En cuanto a mi madre, era una ama de casa como tantas de aquella época. Por otro lado tengo un hermano que es cinco años mayor que yo y que fue, en nuestra familia, seguramente el primero que entró en la Universidad. Él abrió camino y yo fui detrás: me vine a Oviedo a estudiar y aquí me quedé; como tanta gente, ya no volví al pueblo.

(more…)

Advertisements

Read Full Post »

“No todos los asturianistas respiramos de la misma manera”

PABLO BATALLA CUETO

En el departamento de Ramón d’Andrés hay tres caricaturas de Mahoma —una de Charlie Hebdo, otra del Jyllands Posten y una de El Jueves— enmarcadas y colgadas de la única pared dejada libre por tres estanterías repletas de libros, clasificados con etiquetas que dicen «Surdimientu», «Llatín», «Dialectoloxía» o «Vascu». Por una blasfemia, la de sostener que la lengua de los confines occidentales de Asturias es el gallego, pesa sobre este hombre de ciencia una fetua lanzada hace algunos años por ciertos compañeros de trinchera asturianista, celosos de unos dogmas que D’Andrés no suscribe y cuestiona con montañas de datos estadísticos recabados en un magno proyecto que dirige desde 2000: el ETLEN, Estudio de la Transición Lingüística en la zona Eo-Navia. Por otra blasfemia, la de escribir la primera tesis doctoral en lengua asturiana de toda la historia de la Universidad de Oviedo, fue protagonista en 1987 de otra famosa fetua lanzada por un ilustre muftí: don Emilio Alarcos Llorach, ya por entonces inmerso en una ardiente cruzada antiasturianista. Por otra blasfemia más, ser jefe de la Oficina de Política Lingüística del segundo gobierno Areces, y considerar digno de su esfuerzo y su alegría cualquier avance, por limitado que sea, en el camino de la normalización de la llingua, es también persona non grata en ciertos cenáculos. Nada define mejor, en cualquier caso, al hijo del escritor Mánfer de la Llera que su producción bibliográfica, en la cual estudios sobre el léxico minero asturiano, el neutro de materia, el uso de non y nun o la influencia eusquérica en las jergas gremiales asturianas se alternan con obras más divulgativas en las cuales desmonta uno por uno todos los argumentos que emplean los contrarios a una oficialidá que él defiende sinceramente recordando a la vez que no es una panacea automática y que el trabajo de recuperación lingüística debe hacerse día a día y nada o casi nada impide hacerlo dentro del marco legislativo actual.

(more…)

Read Full Post »

Antón García (Tuña, Tinéu, 1960) ye l’autor de la que munchos consideren una de les meyores noveles escrita en llingua asturiana, Díes de muncho, y d’una obra poética bien importante qu’él mesmu compendió nel volume La mirada aliella. A eses dos facetes, que yá lu asitien por sí mesmes nuna posición de privilexu dientro del ámbitu de la cultura asturiana, hai que sumar la so faceta d’editor (foi fundador y responsable d’Ediciones Trabe hasta hai unos pocos años) y les responsabilidaes qu’alquirió nel tiempu qu’asumió’l cargu de director de la Oficina de Política Llingüística. La de so ye la última incorporación a la celebración qu’El Cuaderno quier facer de la Selmana de les Lletres.

Al marxe de les responsabilidaes polítiques y del marcu llegal que recueyen l’articuláu y les disposiciones de la Llei d’Usu y Promoción del Asturianu, discutible y conflictivu a lo llargo d’estos años, quiciás diba ser bono facer un autoanálisis dende dientro, una autoevaluación de los aciertos y los erros que se fixeron dende les instituciones que más se destacaron na defensa y promoción del asturianu. Nesti sen, ¿cómo valora usté, nun índiz que sía lo más equilibráu posible d’aciertos y fallos, la trayectoria de l’Academia de la Llingua y de la Oficina de Política Llingüística?
En xeneral diría que son más los aciertos que los fallos en dambos organismos. La experiencia diznos qu’importa muncho quien ye la persona que ta al frente de cadún d’ellos. L’Academia fexo los deberes normativizadores na dirección que-y pidía la mayor parte del asturianismu activu, un procesu qu’acepto dende hai décades, anque sé que podía ser d’otra manera. A l’Academia costó-y convivir col colectivu de los escritores y aneció muncho enantes de dar el brazu a torcer en cuestiones que pueden parecer anecdótiques agora (grupos cultos, modelos léxicos…), pero que nun lo yeren hai venti años. Sicasí, creo que’l mayor error de la institución foi nun invocolucrase más pa cola sociedá falante y simpatizante, dedicándose a la militancia. Esi divorciu ente Academia y falantes patrimoniales yá sé que nun tien razón de ser, pero existe y resulta peligrosísimu pa la salú del idioma. Tocante a l’actual Dirección Xeneral de Política Llingüística, ye absolutamente necesaria. El crecimientu de cualesquier tipu de política de desarrollu de la llingua va pasar per ende, y ye suicida nun velo asina. Nestos años hubo de too, aciertos, desaciertos, bases mui bien puestes… El problema nun suel ser la DXPLL, sinón les polítiques que los partíos tán dispuestos a aplicar. Nun parez que nos déamos cuenta, pero nel tema del asturianu TOLOS partíos políticos con representación parlamentaria (menos el PAS nel so momentu) tienen consensuada la política qu’hai que facer (la que se fai), y por eso nun s’oi una voz discrepante. (more…)

Read Full Post »

Pablo Antón Marín Estrada (Sama de Llangréu, 1966) ganó’l Xosefa Xovellanos cola so última novela, Mientres cai la nueche, y publicaba l’añu pasáu Despidida, un llibru col que da continuidá a una trayectoria poética qu’empezó con Blues del llaberintu y acabó convirtiéndolu nún de los nomes fundamentales de la segunda promoción del Surdimientu. La de so ye otra de les collaboraciones coles que cuenta El Cuaderno pa celebrar esti añu la Selmana de les Lletres.

Al marxe de les responsabilidaes polítiques y del marcu llegal que recueyen l’articuláu y les disposiciones de la Llei d’Usu y Promoción del Asturianu, discutible y conflictivu a lo llargo d’estos años, quiciás diba ser bono facer un autoanálisis dende dientro, una autoevaluación de los aciertos y los erros que se fixeron dende les instituciones que más se destacaron na defensa y promoción del asturianu. Nesti sen, ¿cómo valora usté, nun índiz que sía lo más equilibráu posible d’aciertos y fallos, la trayectoria de l’Academia de la Llingua y de la Oficina de Política Llingüística?
Abúltaseme difícil facer esa valoración si dexamos a un llau la situación particular de la llingua asturiana na nuestra comunidá y nel conxuntu de les otres comunidaes del Estáu con llingua propia. L’asturianu ye l’únicu idioma propiu d’una comunidá autónoma que ta prácticamente nel mesmu sitiu onde taben el catalán, l’euskera, el gallegu, l’aranés y hasta l’aragonés al empiezu de la transición democrática, quier dicise, enantes de que se reconocieran les sos cooficialidaes respectives col castellanu y les consiguientes garantíes xurídiques y normalizadores que se derivaben d’esi reconocimientu institucional. Nun ye que s’escluyera a los ciudadanos asturfalantes d’esa iniciativa de considerar los derechos llingüísticos col mesmu rangu qu’otros derechos cívicos y sociales, ye qu’amás perdiéronse más de tres décades mirando pa otru llau o directamente negando la realidá sociollingüística d’Asturies (onde nun ta namás la llingua asturiana, sinón tamién la que se fala ente’l Navia y l’Eo), y nesi tiempu’l númberu de falantes descendió hasta cuasi estinguise l’idioma na mayoría del territorio de la nuestra comunidá y ente les xeneraciones que nacieron nesi periodu. Los responsables d’esi desastre tienen nome y apellíos, y tamién los partíos políticos dende los que s’amparó esa “llimpieza llingüística” (si se permite usar l’analoxía coles llimpieces étniques), los grupos de poder, les instituciones y determinaes élites. Nesi sen, falar d’aciertos y desaciertos de les dos úniques instituciones oficiales que fixeron tarees –más acertaes o menos acertaes- pa intentar arreglar no posible los efectos d’esa llimpieza y contribuir, na midida, siempre mui llimitada, de les sos posibilidaes, a promover delles iniciatives de normalización del asturianu, nesi sen, que ye l’únicu col qu’ún pue valoralo a estes altures de la película, parezme daqué ocioso. Nun creo que sía ésti’l tiempo de pidi-yos cuentes a los que, de meyor o pior manera, dirixó los sos esfuerzos a trabayar pola supervivencia de la llingua asturiana. A los qu’hai que pidir cuentes ye a tolos responsables de que l’idioma d’esta tierra tea güei consideráu por organismos como la UNESCO o l’Asociación Internacional pa la Protección de Llingües y Cultures Amenazaes como una de les que tán al borde mesmu de la desaparición. (more…)

Read Full Post »

Son munchos los que consideren a Xandru Fernández (Turón, 1970) ún de los narradores más importantes de la lliteratura asturiana, faceta a la qu’hai que sumar una trayectoria poética que quedó recoyida hai poco nel volume Restauración (Trea). Autor de noveles como Les ruines, El suañu de los páxaros de sable o La banda sonora del paraísu, Fernández, que ganó la última edición del Xosefa Xovellanos con El príncipe derviche (que va llegar a les llibreríes nes próximes selmanes), ye otru de los autores a los que quixo consultar El Cuaderno con motivu de la Selmana de les Lletres.

Al marxe de les responsabilidaes polítiques y del marcu llegal que recueyen l’articuláu y les disposiciones de la Llei d’Usu y Promoción del Asturianu, discutible y conflictivu a lo llargo d’estos años, quiciás diba ser bono facer un autoanálisis dende dientro, una autoevaluación de los aciertos y los erros que se fixeron dende les instituciones que más se destacaron na defensa y promoción del asturianu. Nesti sen, ¿cómo valora usté, nun índiz que sía lo más equilibráu posible d’aciertos y fallos, la trayectoria de l’Academia de la Llingua y de la Oficina de Política Llingüística?
Los aciertos de l’Academia de la Llingua: construir della ferramienta básico de cualquier procesu normalizador (el Diccionariu, la Gramática) y promover el consensu científicu sobre la llingua asturiana. Los sos errores más bultables: proyectar una imaxe mui poco simpática y nun saber revolvese como lo que ye, un muérganu del Principáu d’Asturies coles sos facultaes y les sos limitaciones; amás d’eso, l’Academia nun pue siguir dándo-y el llombu a la lliteratura. La OPL, pel so llau, acierta cuando sigue un programa, un plan de normalización pa la llingua, y enquivócase cuando se ve reducida a una instancia burocrática ensin guía definida, como ye’l casu anguaño. (more…)

Read Full Post »

INACIU GALÁN

L’aplicación “Ayures” lleva disponible nos móviles de nueva xeneración dende va unos pocos meses pero’l so usu cada vegada ye más ampliu. Cada vegada son más los asturianos que busquen conocer los topónimos verdaderos de los llugares onde tán al traviés del so móvil. Los sos creadores, que cuntaron cola collaboración de Softastur nesti proyectu, son los informáticos David Rodríguez y Ayoze Roberto Fernández. Falamos na Entrevista de la selmana con esti últimu del programa y d’otres creaciones asemeyaes, como’l diccionariu d’asturianu en llinia, que permite consultar pallabres, conxugaciones de verbos y facer tornes dende’l teléfonu y en pocos segundos.

¿Qué ye Ayures?
Ayures ye un sistema de xeollocalización pa terminales móviles que fai usu de la Toponimia asturiana.

¿Cómo xurde esta idea?
La idea ñaz, básicamente, fixándonos n’otres apps, como por exemplu la perconocida Foursquare, pero naguando poder usar los nomes orixinales de los pueblos asturianos. (more…)

Read Full Post »