Feeds:
Antradas
Comentairos

Posts Tagged ‘Xosé Lluis Campal’

XOSÉ LLUIS CAMPAL

A l’infatigable cantor d’Avilés Marcos del Torniello (1853-1938) correspuende una piecina d’emponderamientu como ‘Nota simpática’ (‘El Pueblo Astur’, 28-VIII-1913). Cola facilidá versificadora característica nél, apareya’l conteníu en tres ramales: allabanza de les fiestes avilesines del pasáu, quexa pola perda de llucimientu d’anguaño y reconocimientu de los xuegos florales.

(more…)

Read Full Post »

XOSÉ LLUIS CAMPAL

Si’l llirismu paisaxísticu y emotivu ye un puntal de la meyor poesía bable, la sátira política y de conductes sociales ye l’otru piruyu d’importancia. El 22 d’ochobre de 1896, Rufino M. Vázquez acertó a enxertar n’El Comercio una pelrina de la cachaza burllesca astur entitulada ‘Bando d’un pedánio’, onde les equivalencies pollinos-servidores públicos tán enforma perfilaes.

(more…)

Read Full Post »

XOSÉ LLUIS CAMPAL

Y***, ye dicir Xulio García Quevedo, amuesa, na so produición poética, una tendencia pol colloríu espresivu del dicir localista. El trunfu atopólu nos romances dialogaos como esti ‘Película’, de xineru de 1913 qu’asoleyó La Voz de Avilés. Un alderique ente dos paisanes (Dometila y Encarna) que, por mor d’unes menudancies y tracamundios intuyíos más que verbalizaos, termina nuna engarradiella de campeonatu.

(more…)

Read Full Post »

XOSÉ LLUIS CAMPAL FERNÁNDEZ

Nel branu de 1902, el rei Fonsu XIII, pa festeyar que yá taba na mayoría d’edá y preparáu pa gobernar el país, caleyólu pa conocelu y, entós, pasó per equí. Dende la primer páxina d’El Comercio, un autor xixonés apurrió-y, el vienres primeru d’agostu de 1902, un poema en dieciséis octaves endecasílabes rotuláu ‘A S. M. el Rey’ a mou de saludu, ya qu’esi día arribó a tierres astures. La redaición del diariu decanu tratábalu de «monarca joven, animoso y amante, como el primero, de la dicha y felicidad de su pueblo» y auguraba que la rexón diba acoyelu con sinceridá, pos «no ha de encontrar aquí cortesana deferencia y fríos y obligados obsequios, sino sinceras y cariñosas muestras de afecto y simpatía».

(more…)

Read Full Post »

XOSÉ LLUÍS CAMPAL FERNANDEZ

Na páxina 13 -que se vio que nun yera de mal agüeru- d’El Comercio parióse’l día 8 d’abril de 1978 ‘Alitar Asturies’, cola so perclásica cabecera: un simpáticu debuxu de Muñiz que caltendríase fasta les caberes etapes del minisuplementu quincenal y nel que se reflexaba’l texíu social de la rexón, dende’l pescaor, el mineru y l’ama de casa al universitariu progre, el mecánicu, el campesín o l’empresariu, y ensin escaecese del gaiteru que nun pue faltar nes romeríes. L’enfotu de l’asociación Conceyu Bable -qu’anició ‘Alitar Asturies’ como fueya única y col tiempu féxose ximielga- encaxábase nel procesu de normalización llingüística que les moces xeneraciones naguaben poner en marcha ellí onde más efeutividá podía tener: nos altavoces culturales de la prensa escrita, sabedores de la so penetración nuna bultable franxa llectora comprometida con una clas d’asturianismu práuticu qu’arreblagare penriba’l cliché.
Anque col camín percorríu ‘Alitar Asturies’ conquistó’l drechu de veteranía, nun foi ella la riega pionera, pos del 17 de xineru de 1971 al 13 xunetu de 1975 el rotativu uvieín ‘Región’ apurrió al coleutivu asturianista la denomada ‘Página del bable’, y llueu, en 1974, la revista ‘Asturias Semanal’ emburrió’l puxu cola páxina ‘Conceyu Bable’, na que collaboraben el grupu d’Álvarez, García Arias y Sánchez Vicente. Amás, nel decanu xixonés, y enantes de 1976 na seición infantil ‘El raitán’, al cargu de Francisco Carantoña, incluyíase l’apartáu ‘La nuestra llingua’ con aportaciones enforma suxestives d’escolinos.
Naquel marcu d’espoxigue xeneralizáu surde la llibraúra na que s’enxendrará ‘Alitar Asturies’. Esi úteru nun sedrá otru que la páxina ‘Estaya rexonal’, que ñaz el 20 de febreru de 1976, ye dicir, dos años enantes. Arriendes, en dambos empeños la primer entrega paez calcada. La fueya cola qu’empicipió en 1978 ‘Alitar Asturies’ componíase d’una ‘Presentación’ (que trancábase col glayíu «Asturies llibre rexía por sí mesma»); una batería de ‘Notines’ (informábase de les actividaes del Seminariu de Llingua Asturiana de la Facultá de Filosofía y Lletres con un recital de poesía n’asturianu y -lo que son les coses y les vueltes que da’l mundu- conferencies d’Alarcos, Jesús Neira y Josefina Martínez; emponderábase’l procuru asturianista de la llibrería Alborá y facíase ecu, ente otres anuncies, de l’actuación nel Institutu Calderón de la Barca, de Xixón, de La Bullonera, conxuntu baturru que tomaba «como base musical del so trabayu la música popular aragonesa, coyendo como lletres los problemes del pueblu»), y dos articulinos, ún didáuticu entituláu ‘El bable ye fácil’ y otru d’enrevexináu anticentralismu (‘Los asturcones. ¿Quiciaves los últimos astures?’), onde l’anónimu autor escolforiábase con piticiones d’esti calter: «Tamos nel tiempu d’esfaer el gobiernu madrilanu, de coyer lo de nós. De faer esporpollar los carbayos y les fayes na nuestra tierra. Asina llograremos que, al fin, los asturcones güelvan tar pel monte’l PAÍS ASTUR. (…) Y Asturies será más asturiana, podremos falar, en sin retrucar, del PAÍS ASTUR»; y afitaba’l nome del territoriu con toles lletres en mayúscula.
Pel so llau, ‘Estaya rexonal’ entamó nel añu 76 con una declaración d’intenciones (‘A mou de presentación’); una recatafila de ‘Notes seles’ roblada por M. Tuero Cobián, y na que, al empar que s’acusa recibu de la constitución d’un Conceyu Cultural Asturianu en Barcelona, asoléyase esti comentariu: «El catedráticu Alarcos Llorach, tan nombráu por los anti-bablistas pa sofitar les teoríes de so, afirma n’una revista asturiana la necesidá de llantar el bable nes escueles, como primer pasu pal so adeprendimiento», y un llamamientu (‘La cultura escaecía’) de Xavel Ordiales, onde se contraponía la cultura oficial, «sofitá po les minoríes ‘cultes’ o ‘cultistes’ (conciertos, homenaxes, conferencies de conocíos prohomes o xente famosa)», a otra serie d’iniciatives ufiertaes por «sociedaes culturales más o menos marxinaes, escueles, colexios, universidaes», y a les qu’abellugaría la recién estrenada fueya d’El Comercio.
Nel so segundu númberu recuéyense, por exemplu: l’apaición de ‘Antena’, una revista multicopiada fecha polos guajes d’oficialía de la Fundación Revillagigedo; actos organizaos pola Asociación de Cabeces de Familia de La Calzada y pola Sociedá Cultural Natahoyo; proyeiciones nel cine-club d’Empresariales o l’avisu d’una charra sol Sahara al cargu d’Antonio Masip y otres dos de Pedro de Silva y del sindicalista Xuan Muñiz Zapico, ‘Xuanín’, coles que se pesllaba n’Uviéu la I Xunta d’Entamos Rexonalistes Asturianos.
L’ambigú d’aquella llonxana ‘Estaya rexonal’ esclariaba qué ye lo que quería facer y per ónde nun diba tirar: nun sedría «un d’esos ‘Rinconinos del bable’, asemeyaos a esos otros ‘rincones-pal-ama-de-casa’» y nos qu’el «’vate’ de turno mos soltaba lo meyor de la so collecha llírica, enllena de xanes, moces colloraes, horros y mazanes»; nin tampoco olivaba por facé-y la competencia al «graciosu que, emplegando la nuestra llingua como escudu, mos contaba les aventures de Xuacu cuando quiso entrar col burru nel Ayuntamientu, o de Pepín la primer vegá que fue al cine na ciudá». Plantaríen-y cara a la vertiente más popularizada del asturianu, la semeya costumista y la comicidá festiva, que entós víase, con mui poca perspeutiva, como xirigoncia que tracamundiaba intenciones de más altor cuando namái que nun dexó que s’apagara’l fueu del interés pola llingua cola ferramienta que tenía a mano.
Nel párrafu nuclear del so testu fundacional, defendía ‘Estaya rexonal’ la urxencia de «tratar na nuestra llingua los problemas de la nuestra rexón», porque taba segura de que’l «problema del bable yera un problema de prestixiu», y pruyía-y desterrar la especie de que l’asturianu yera «un castellán mal faláu, daqué propio de xente inculta y que mos dexaría en ridículu si daquién mos pillase falándolo».
El camín de la dignidá había que rozalu pa encarrilar con garantíes d’ésitu un proyeutu embizcante: «Si entamamos a emplegalo con seriedá, falándolo y escribiéndolo en sin vergoña, si conseguimos que los neños lo puean adeprender nes escueles y a estremalo del castellán, y si los medios de difusión y les editoriales collaboren na xera, muy pronto tendremos a la nuesa llingua asitiá nel puestu que i correspuende».
Nel arranque de la so fía o heredera, qu’eso foi ‘Alitar Asturies’, tornamos a ver los mesmos petites: «Asturianos, ye hora yá de puxar pola nuestra tierra, ye hora de tomar conciencia de la nuestra identidá y asumir, en sin vergoña, los nuestros vezos». Si ‘Estaya rexonal’ confesaba que nun diba «resucitar el bable, pues ye ñidio que’l bable nun taba muertu», dende ‘Alitar Asturies’ ñegábase que fuera productu de llaboratoriu: «El nuestru bable ta ahí, al algame de toos y nun val dicir que nun se pescancia».
El filu coneutor ente ‘Alitar Asturies’ y ‘Estaya rexonal’ configura a ésta como l’úteru nel que la trentañera añó’l so futuru.

(d’El Comercio, 03-06-2008)

Read Full Post »

L’Academia de la Llingua Asturiana ta acabante de poner nes llibreríes del país el primer númberu de 2008 del so boletín oficial, Lletres Asturianes. Esta entrega fai la 97 nos yá ventiseis años que lleva l’ALLA asoleyando esta publicación. L’Entamu d’esti númberu fala nesti casu de la elección de rector na Universidá d’Uviéu, onde l’Academia de la Llingua “nun va pronunciase”, pero sí va “vixilar los programes en cuantes a les promeses sobre l’asturianu y el so cumplimientu futuru per parte del candidatu escoyíu”.

La estaya de “Trabayos d’investigación” ábrela l’expresidente de l’ALLA, Xosé Lluis García Arias, col artículu “La dialeutoloxía nel dominiu llingüísticu ástur” y sigue colos testos “Edición filolóxica del sieglu XIII del Archivu Municipal d’Uviéu” de Jesús Menéndez Gómez, “Narrador y personaxe na lliteratura asturiana anterior a 1930” de Miguel Ramos Corrada, “La lliteratura grecollatina en llingua asturiana”, un trabayu de Ramiro González Delgado premiáu na anterior edición de los premios de l’ALLA, “Imáxenes de muyer na poesía asturiana d’entamos del sieglu XX” de Xosé Lluis Campal y Aurora Sánchez y un trabayu en castellán “El uso de la lengua en los procesos administrativos” de José Mª A. Magán Perales, profesor de Drechu Alministrativu de la Universidá de Castiella-La Mancha.

La estaya de “Lletres vieyes”, dedicada a la recuperación de testos n’asturianu inclúi unes nueves versiones manuscrites de testos d’Antón de Marirreguera, estudiaes por Xosé Lluis García Arias.

Les “Lletres nueves”, estaya formada por aportaciones lliteraries de güei, inclúin poemes de Xuan P. Reyán y tornes de poemes del poeta monagascu Robert Roc, feches por Josep Carles Laínez.

Nel separtáu de “Notes y anuncies”, dase cuenta de les actividaes rellacionaes col facer llingüísticu, concursos, llibros, etc. Y nesti casu podemos atopar anuncia del II Conceyu Internacional de Lliteratura Asturiana, una torna oficial de la Carta Europea de les Llingües Rexonales o Minoritaries fecha pola ALLA pal Conseyu d’Europa y delles anuncies sobre premios lliterarios y d’otra mena.

Rematen esti númberu dos poemes navidiegos de Antonio González Busto y A.M. Vega. Amás del espaciu habitual dedicáu a les novedaes lliteraries y musicales n’asturianu.

(d’Asturnews, 27-3-2008)

Read Full Post »

XOSÉ LLUIS CAMPAL

El segundu retayu dialogáu qu’apurrimos pertenez a José Lin, perafamáu alcuñu del dibuxante y escritor billingüe Agustín de la Villa, que collaboró en periódicos y selmanarios como ‘El Noroeste’, ‘El Pueblo Astur’ o ‘Heraldo de Asturias’, n’Ultramar. El domingu 8 d’agostu de 1926 tributóse-y un homenaxe nel restorán d’El Cañaveral p’agasayalu pol premiu algamáu nun certame lliterariu de La Felguera cola obra teatral ‘La Santa Compaña’. Nel banquete, tomó la pallabra Pachín de Melás pa dicir del autor xixonés que dedicó la so mocedá «a cantar en armoniosos versos las patriarcales costumbres, al bello comento de la actualidad, a fustigar o enaltecer según tu estro».

El testu de José Lin que trayemos equí espublizóse, dientru la estaya ‘Vida gijonesa’, el 16 de febreru de 1914, embaxu’l títulu ‘¿Sustu mayor…!’, nel periódicu ‘El Pueblo Astur’. La pieza, enforma pensada pa escenificase, trabaya sol enquívocu, tien soltura, gracia notable y, amás, ta curiada no llingüístico con delles apostrofaciones singulares que nun-y arramplen un ris d’efeutividá y comprensión.

-Rosa, por Dios te lo pido;
acompáñam’hasta casa.
-¿Cómo vienes tan nerviosa?
¿Non vienes poc’alteriada!
¿Riñiste co la vecina?
¿Arrobáront’algo’n casa?
¿Púnsose mal’algún neñu?
Contesta: ¿’stás tirulata?
-¿Ay, esto son los demontres!
Tu ¿sabes lo que me pasa?
-¿Cómo demoy voy sabelo
si nun gurgutes palabra?
¿Arrevienta con mil santos!
L’enterame ya me tarda.
-Verás: estaba faciendo
la cena, cuando na sala
sintí voces, ruxir silles,
igual que si se tratara
d’alguna persona lloca,
o, po lo menos, chiflada.
Voy a arrimam’a la puerte
y, n’el medio de la sala,
co la cabeza’n sin gorra
y la chaqueta posada,
asina ‘estaba’l mi hombre;
yo, ¿quedéme medio pámpana…!
Con un papel en la mano,
igual que si pedricara,
esmesábase los pelos
y’una cosa así soltaba:
«¿Veníi… vecinos… auxilio!
¿Nuestra Señora me valga!
¿Garráim’esti gatu pintu,
sobrín de la gata parda,
que me desfai el gañote;
que me va facer diñala!
¿Acudii pronto, vecinos,
que m’estroza, que me mata…!».
-Pero, ¿tu ‘stas en ti chachu?
¿Algún tornillu te falta!
Vas’él, amiróme, rióse
y… non contestó nin papa.
Conqu’al dedillo ya sabes
lo que me trai a tu casa.
-¿Tienes mieu qu’alloquezca?
-Pa’l mi ver, en sin tardanza,
v’haber que lléval’a Oviedo;
ay, estoy tod’agitada.
¿N’rrepares cómo temblo?
¿Eso sólo me faltaba!
-Muyer, por poco t’apures,
afuéguest’en poca agua.
-¿Yes boba?… ¿Si quedo viuda…?
-Vamos p’allá. Pon la manta.
-¿Restituto? Tu ¿qué tienes?
¿Qué ye lo que te pasaba
pa que la tu muyer tenga
un julepe que i aparra?
-¿Pasóte?, ¿Pasar qué, chaches?
¿Ay, maldita sia tu ‘stampa!
¿Tu cómo tomast’en serio…?
¿Non estás mala pazguata!
¿Non ves qu’estoy ensayando
pa dir de carnavalada?
-¿El diablu tién cara gochu!
-¿Mirai p’aquí qué sustancia…!
-Atendei, veréis qué coples,
¿qué modo de dame ‘pástia’:
«¿Veníi vecinos, auxilio!
Acudíi en sin tardanza.
¿Non veis qu’acaba comigo…?
¿Que m’afuega… que me mata…!
¿Garráim’esti gatu pintu,
sobrín de la gata parda,
que… parió gatinos pintos.
y todos los tir’al agua…!».

(d’El Comercio, 18-3-2008)

Read Full Post »

XOSÉ LLUÍS CAMPAL FERNÁNDEZ

El subxéneru del diálogu en versu foi en forma recurríu polos espontáneos cultivadores del versu bable, y respuende al gustu del asturianu pola representación teatral nos alderiques dialéuticos. Vamos recuperar esti mes dos amueses, entamando por una pieza d’un escaecíu autor nomáu Rogelio G. Rendueles.

‘Al vuelu’ asoleyóse n’EL COMERCIO el domingu 5 d’abril de 1896 y recueye una chiplatera charra protagonizada por dos muyeres chaes p’alantre. Nella rellaten situaciones de calter social alredor de l’anarquismu que tanto prendiera nes clases obreres xixoneses, o del ‘caciquismu’ que compra’l votu los probes trabayadores nes eleiciones. Nesti diálogu prima una tenue intención de denuncia daqué contradictoria, pos si d’un llau custiona novedoses doctrines polítiques, d’otru da-yos sementera:

-Ma, Ramona…
-Hola, Sofía.
-¿Ónde mil demonios vas
cargada con esi cosu?
-Ye el bollu pa la afiáa.
-¿Qué te costó?
-Seis perrines.
Ni un ocháu quiso bajar
esi diañu del Modelo.
-Qué más da; ye tan buen pan;
y luego con la mantega
y el azúcar… va pasar
una hora rellambiéndose
de gusto la tu afiáa.

-Ah, neña… ¿Fuiste a la iglesia
a oír al padre Ciaran?
-Si non me deja el mi hombre.
-¿Por qué, muyer?
-Porque está
enzarzáu con eses coses
de l’anarquía.
-¿Qué i dan?
-Desde que está allá metíu,
yo non vi qué i dieran náa…
Y lo más malo de todo
ye que non quier trabayar;
porque diz que ha venir día
que i darán un capital
y mientres tanto non fai
más que beber y folgar…
En fin, muyer, que te digo
que estoy del todo amolás;
si non fuera que en la frábica
tovía saco un güen jornal,
con les coses del mi hombre
yo non sé qu’iba a pasar.

-¿Fueron ya por la tu casa
a pedii el votu a Juan?
-Sí, que non.
-¿Y quién fue?
-El amu,
que diz que non espera más
por la renta que i debemos,
si non va Juan a votar.
-¿Y quedrá ir?
-Qué remediu.
Los probes non voten más
que lo que los amos manden
y eso que, como diz Juan,
tienen ahora derechu,
por… no sé qué universal,
pa ir a les elecciones
y votar con libertá.

-¿Sabes lo de Juana?
-Sí.
-Quién lo había de pensar…
-Yo ya me había calao algo.
-Pos yo non sospeché náa…
Decín qu’era hindropesía.
-Que i pregunten a Colás,
que ye el que conoz mejor
que nadie la enfermedá.

-Bueno, chacha, ya ye tarde…
Voy a buscar la afiáa
pa dai el bollu.
-Yo voy
a oír al padre Ciaran
conque adiós.
-Adiós, Ramona.
Ya hablaremos algo más…

(d’El Comercio, 4-03-2008)

Read Full Post »

XOSÉ LLUIS CAMPAL

Si convocamos el nome de Luis José Francisco Fernández Valdés nun mos dirá muncho, pero si lu acurtiamos nel apodu Ludi díznoslo too, y non por ser una de les víctimes de la guerra civil, sinón pol so gayasperu sentíu del humor, polo engrasao que tenía’l so instrumental pa peñerar de l’anéudota el sesgu festivu. D’ello hai exemplos a pandiar na escoyeta de 1915 ‘Un kilo de versos’, pero tamién na camada de composiciones de so espardíes peles páxines de revistes y periódicos, como la que rescatamos del rotativu xixonés ‘El Noroeste’ correspondiente al domingu 4 d’agostu de 1918, qu’atiende al rótulu ‘La romería de Xove’ y qu’anque vien roblada por L., nun pue esconder la so debilidá por facer propaganda del negociu familiar, la tienda de texíos El San Luis.

Ésta ye la pieza, que lleva’l sutítulu desplicativu en castellán de ‘Consejos de un paisano ‘vieyu’ de ‘Xove’ a los jóvenes forasteros que veranean en Gijón». Nella úfremos una xocosa y picarona estampa costumista dun tiempu pasáu, dexando afitao cómo pensaba la xente y qué facía pa divertise. Pal que camiente que la publicidá ye cosa moderna, que llea:

Si quies, rapaz forasteru,
correr hoy la primer xuerga,
oye atentu isti relatu,
que, quicias, me lo agradezcas:
Esta tarde, en cuantes comas
les fabes, o lo que sea,
non se t’ocurra ir p’al catre
y tumbate a echar la siesta;
sal de casa com’un rayu,
non te cepilles siquiera
y empriende’l camín del Carmen
rápidu como una flecha,
que en esa Plazuela misma
ya emprencipia la ‘teyera’.
En un pequeñu trenvía
con remolque o jardinera,
donde malapenes caben
doce persones y media,
verás más de diez mil almes
tratar d’entrar a la juerza,
lo mismo que cabres lloques,
y, a xuzgar po la manera
que tienen d’atropellase
y ‘acionar’ con la cabeza,
paez aquello el Pulgatoriu
con les ánimes en pena.
Tu, al ver esto, non t’asustes,
monta pe la delantera,
fura per ond’haiga moces
y agárrate a donde puedas.
Antes de que arranque el ‘trole’
procures ponete cerca
d’una rapaza curiosa,
igual da roxa que prieta.
Píquesla con desimulu
y charles algo con ella,
cuntandoi cuatro mentires
sobre coses de tu tierra.
Has procurar no alteriate
y estar co la mano quieta,
pos si ve que te propases
y faltes a la decencia,
puede cascate un guantazu
que t’esmigaya una muela.
En cuanto llegues a Xove,
das una güelta con ella
po’l prau de la romería,
la más guapa y pinturesca
de cuantes hay en Asturies.
¿Ya verás qué hermosa fiesta!
¿Cuántu sol! Si es que non llueve.
¿Cuántu puestu de cerveza!
¿Cuántu tambor! ¿Cuánta gaita!
¿Cuántu alcacer! ¿Cuánta yerba!
Y ¿cuántos guardies civiles
con tricorniu y escopeta!
Verás qué luju más ‘juerte’
se gasta n’aquella aldea.
Vas plasmar cuando contemples
tanta rapaza xovera,
co’l faldamentu de moda,
con la brusina de seda
y con les medies calades
tresparientando la pierna.
Hay moza na Xovería
tan campanuda, tan fresca,
y tan bien arredondiada,
que solamente con vela
éntreni a ún tales rebelgos
de los pies a la cabeza,
que si no hubiera xusticia
¿válganos la Madalena!
Pos bien; todes eses moces
sin dexar una siquiera,
ya sean probes, ya sean riques,
puedes tener la cierteza
de que van comprar los trajes
a El San Luis, que ye la tienda
que vende la mejor ropa
pa na villa y pa n’aldea.
En El San Luis compra a ciegues
tou’l que vista a la moderniá.
Aprovecha bien el tiempu
si la moza val la pena,
cómprai dulces, avellanes,
convídala a una merienda
y chais más tarde un bailucu
debaxo de la arboleda.
¿Quién vos verá a los dos xuntos
marcavos una habanera
d’eses del ‘parchatis nobis
mensuñis anima mea’!
Después, si te queda tiempu,
llévesla a dar una güelta
por xunt’al mar, dond’asopla
la brisa agradable y fresca
y, por último, de noche,
golvéis a Xixón ‘de güelta’
metidos en un trenvía
como sardines en ‘cesta’.
Pel camín échasi flores,
háblesi al par de la oreya,
míresi muncho a los güeyos,
gárresi la mano izquierda,
y non será muy defícil
que llegue a ponese tierna
y… t’arrime un ‘calcañazu’
que te esfarrape una deda…

(d’El Comercio, 19-02-2008)

Read Full Post »

XOSÉ LUIS CAMPAL FERNÁNDEZ

El corpus lliterariu de la poesía asturiana nel caberu sieglu hai que formalu colos primeros espades de la tradición, pero tamién col fargatáu d’autores menores o anónimos qu’espardieron polos periódicos el so homilde y callao llabor, publicaciones que punxeron, con exemplar llibertá antirroceana, el so espaciu al serviciu d’unes manifestaciones daqué probetayes, pero ensin les que nun se pue facer el contornu xeneral de lo que foi la lliteratura bable d’antañu. A finales del sieglu XIX, la poesía apaez, munches vegaes, marutada n’alcuños, como’l que verificamos nel exemplar del llunes 12 d’agostu de 1889 d’EL COMERCIO. En primer plana, atopámonos con una ‘Carta’l mió hermanu’, de la que se fai responsable un anónimu Xuan. Nella, ensin esparabanes d’estilu, esbíllense les impresiones qu’un foriatu esperimenta nuna corrida toros (el romance asoleyóse embaxo la crónica taurina de la feria branu). Chando mano de comparances y símiles autóctonos, píntasemos l’espectáculu con ribetes paródicos (p.e.: afuxida de la cuadriella énte’l tonelaxe los morlacos) y una plizca de crítica alredor la carestía de la fiesta nacional.

Trescribimos darréu esta curiosa composición en formatu d’epístola, ún de los moldes más emplegaos polos versificadores populares:

Queridu hermanu del alma,
mediu fechu ‘na llaceria
y’el rema claváu n’el cuerpu
llegué a Xixón por la feria.
Hoy que m’encuentro aliviao
y casi sin cerviguera,
emborrono estos ringlones
frabicaos a la carrera.
De cuntate lo que pasa,
necesitaba una resma
de papel, y apareyar
el tintero y salvadera;
mas como’stoy de posada,
y’el ama pon cara fea
al pedir cualesquier cosa,
escribiré como pueda.
Déxame afilar un lápiz
con navaya boroñera,
dempués facer un cigarro,
y’afalagar la puchera
remoyando así el gargüelu
pa dar llibertá a la lengua,
que la sidra hé melecina
bona pa espantar la pena.
Acurrucáu n’el asientu,
puesta de llau la montera
como fai con el sombreru
la xente que ye flamenca,
direte sin requilorios
y too lo meyor que sepia,
la folixa y algazara
que pasamos en la fiesta,
lo mucho que’spatuxamos,
por topar una boleta
pa dir a la plaza toros,
y lo muy caro que cuesta.
Con les perres que pagué
tenía pa en un’andecha
sacar el cuerpu de fame
y aún aforraba cevera.
Una vez dentro la plaza,
espavoríu se queda
aquel que no está avezáu
a ver la xente torera.
Home, qué más, yo plasmé,
y un palmu de boca abierta
tenía, cuando al soplar
los hombres de la esturmienta,
salieron al redondel
mozos con tanta fachenda.
Allí perdíase el xuiciu,
¿vaya un modo d’armar gresca!,
moquetes y civiellazos
topávense por’uquiera.
¿Cómo truñaven los toros!,
facíen tembiar la arena,
y llimieron más caballos
con aquella cornamenta
que fueyes tien un carbayu
y lletres produz la imprenta.
Los de a pie ¿qué coruxia!
y estando dentro la rueda,
vaya un modo de correr
en teniendo el toru cerca.
Uno perdió el polisón
metanes de la carrera;
sin descalzar el zapatu
a otru cayoi la media;
hébolu que al tomar furia
para saltar la barrera
pegó un blincu que cayó
en palco la presidencia.
Mucho más había decite,
pero la noche s’acerca
y la carta ha de marchar
a dormir en la’stafeta.
Por tanto, dígote adiós,
da mis afeutos a Pepa
que ya te contaré más
si acasu fuxera’l rema.

(de La Voz de Asturias, 05-02-2008)

Read Full Post »

« Newer Posts - Older Posts »